Blas de Lezo y Rock Transgresivo

por Jorge Fields

En 1994, en Plasencia, un joven rockero llamado Robe Iniesta buscaba desesperado una forma de financiar el primer disco de su grupo que ningún sello quería.

Si hay algo que realmente me saca de mis casillas es cuando los ingleses ignoran, omiten o denostan un éxito español. Nos ha pasado por ejemplo con los grandes militares y almirantes, la gente recuerda y ellos presumen de nuestro desastre en la armada invencible pero pocos mencionan la victoria de Blas de Lezo en la que con 3.600 hombres y 10 naves derrotó a 30.000 ingleses con 186 naves en Cartagena de Indias en 1741.

La última de estas situaciones se produjo en el mundo del crowdfunding, así, si uno busca cuál fue la primera operación de crowdfunding de la era moderna les aparecerá la historia de la banda británica “Manillion” que en 1997 recaudó así 60.000 libras para su gira.

En Londres no lo sabían, pero 3 años antes, en 1994, en un lugar que tampoco conocían, Plasencia, un joven rockero llamado Robe Iniesta buscaba desesperado una forma de financiar el primer disco de su grupo que ningún sello quería. No sé si os suena, se llamaba Extremoduro. El disco, Rock transgresivo.

Robe Iniesta. EFE

Robe, en un alarde de picardía, montó lo que hoy llamamos un crowdfunding de recompensa. Las primeras 250 personas que le diesen 1.000 pesetas recibirían una copia del disco en primicia cuando estuviese grabado.

No alcanzo a imaginar el perfil que, en ese año de crisis en España, aportó las 1.000 pesetas. Pero lo logró. Y gracias a eso disfrutamos del que para mí es el mejor grupo de rock español de la Historia.

¿Qué podemos aprender de todo esto?

¿Sabes ese agorero que siempre dice que ya está todo inventado? Pues tiene razón casi siempre, los qués ya están casi todos inventados, por eso la revolución del siglo XXI no está en los qués, sino en los cómos. El dinero y las divisas ya existían, cambiar los cómos es lo que ha traído el bitcoin, Bizum o los neobancos. Inversor, recuerda: La oportunidad y la riqueza está en los nuevos cómos de los viejos qués.

By Jorge Fields

¿Te ha gustado esta historia?

Recibe en tu email todas las "Money Stories"

Diseño sin título (4).png