El señor del Wifi

por Jorge Fields

En 1999 se fundó una compañía que 5 años después era la líder española en redes gratuitas de Wifi.

La empresa se llamaba Gowex y era uno de los grandes orgullos patrios. Recibió todos los premios que se podían recibir por parte de los políticos, tenía firmados acuerdos con empresas y entidades públicas por toda España y el colofón fue en 2010, cuando debutó en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB). Se estrenó a un precio de 3,50 euros por acción, y en apenas cuatro años, se revalorizó un 470%, llegando a valer más de 1.400 millones de euros.

Gowex hacía dinero con la publicidad, la interconexión con otras operadoras y convenios con las administraciones. Lo más importante en esta historia es que, para todos los analistas, no había dudas de que Gowex era "la joya tecnológica española", y que caminaba hacia lo más alto. Su fundador y CEO, Jenaro García era considerado todo un gurú. Nuestro Bill Gates patrio.

Jenaro García Martí. ADSL Zone

El éxito de Gowex y Jenaro traspasó fronteras y empezó a llamar la atención de inversores, gestoras y fondos extranjeros. En 2014, tras 8 meses de investigación, Gotham City Research, publicó un informe en el que justificaban que las acciones de Gowex eran papel mojado, que su valor real eran 0€, que había gato encerrado. Jenaro al principio lo negó, pero 4 días después reconoció que el informe llevaba razón, todo era un fraude, la empresa pasó a valer cero euros y miles de inversores perdieron más de 500 millones de euros en una semana.

¿Qué podemos aprender de todo esto? Yo me pregunto: ¿Era la gente de Gotham unos genios? ¿Cómo fue posible que ningún analista patrio se diese cuenta de algo tan evidente? Algunos datos: Gowex decía tener más de 100.000 puntos de enlace Wifi. Ni aún haciendo virguerías había más de 5.000 en realidad en toda España. Los márgenes de Gowex eran altísimos mientras que el resto de empresas de su sector en otros países perdían dinero a espuertas. Según los datos Gowex tenía más ingresos por empleado que Google. Esta operación dañó casi irremediablemente la reputación del MAB, nuestro Nasdaq patrio.

Toda empresa puede falsear o maquillar sus números, incluso las cotizadas, por eso a la hora de realizar nuestras inversiones no vale solo fijarnos en los números, debemos conocer y comprender el negocio y sus realidades. Solo así podremos evitar caer en los encantos del próximo gurú. Revisa tu cartera, ¿Está el próximos Gowex en ella?

By Jorge Fields

¿Te ha gustado esta historia?

Recibe en tu email todas las "Money Stories"

Diseño sin título (4).png