La tierra y la manzana

por Jorge Fields

Terra salió a 11,81€ la acción, el primer día subió un 184%. Tres meses después el precio tocó techo en los 157€ por acción.

Corría el año 1999. El 17 de Noviembre Terra, la startup española del nuevo internet, salía a Bolsa. Mi padre, un funcionario sin conocimientos financieros, estaba convencido, como muchos españoles, de que Terra iba a ser un bombazo. Mi padre no había invertido en bolsa nunca, no sabía lo que era una OPV, ni internet, pero convenció a mi madre para coger nuestros ahorros e invertirlos en Terra.

Pero algo no salió como esperaba, era tal la demanda que fue necesario hacer un sorteo para establecer los inversores que tenían derecho a comprar las acciones. Por una sola letra no nos tocó. Mi padre estaba desconsolado, lo suficiente para que se grabase en mi el recuerdo, aunque solo tuviese 9 años.

El equipo directivo de Terra, el día de la salida al parqué en 1999, posa ante la Bolsa de Madrid

Terra salió a 11,81€ la acción, el primer día subió un 184%. Tres meses después el precio tocó techo en los 157€ por acción. Mi Padre, la aversión al riesgo personificada, de haber podido comprar ya habría vendido seguro. Aquella fue la ocasión perdida para cambiar de vida, nuestra vida.

Desde entonces mi padre sigue buscando una nueva Terra, pero no ha habido suerte. A todos nos gusta invertir y soñamos con un x10. A veces cuando pasa es solo cuestión de suerte y estar en el sitio y momento adecuados. Os acordáis de Forest Gump y Apple? https://youtu.be/l2B6m_Q_1fA?t=22 (22 a 33).

No siempre hay que esperar a que una empresa salga a bolsa para invertir. De hecho en caso real de apple, fue Mike Markkula, un ex gerente de Intel, el primero en invertir en la compañía recién nacida de un prometedor muchacho llamado Steve Jobs. Os aseguro que fue una operación estupenda.

Mike venía del sector y entendió la oportunidad. Igual en el coworking de al lado de tu casa, en la facultad más cercana, o en ese compañero de trabajo que lo ha dejado todo para montar su proyecto, está tu oportunidad de inversión soñada, tu Terra.

Hay que mantener los ojos abiertos, entender tu mercado y cultivar tus conexiones, al final los trenes siempre aparecen, pero tienes que estar listo para subirte. No todo el mundo lo sabe, pero además de Jobs y Wozniak hubo un tercer fundador de Apple, se llamaba Ron Wayne y trabajaba con Jobs en Atari. 12 días después de la fundación de la empresa, vendió su 10% de Apple por 800 dólares. A día de hoy Ron dice no arrepentirse de la decisión. Yo tengo mis dudas.

20 años después mi padre sigue buscando la siguiente Terra y todavía no la ha encontrado, puede que no lo haga nunca, pero todos los que sabemos que nunca podremos ser ricos solamente con nuestra nómina , debemos buscar y trabajar nuestras oportunidades mientras evocamos el espíritu inversor de Mike Markkula.

Y es que, amigo inversor, es cierto que Roma no se construyó en un día, pero la inspiración a la hora de invertir debe encontrarte trabajando.

Y como el propio Jobs dijo (“Stay Hangry, Stay Foolish”) https://youtu.be/UF8uR6Z6KLc?t=867 (14:27, 14: 32)

By Jorge Fields

¿Te ha gustado esta historia?

Recibe en tu email todas las "Money Stories"

Diseño sin título (4).png