Los gemelos espejo

por Jorge Fields

Tyler y Cameron nacieron como gemelos “espejo”, es el mayor grado natural de parecido entre dos seres humanos. Son un espejo porque si por ejemplo uno tiene un lunar el brazo derecho el otro lo tendrá en el izquierdo, como en un espejo. Tan increíble era su sincronía, que siendo adolescentes ya eran atletas olímpicos en remo. Con 16 años además ya habían montado varias empresas, asociaciones y clubs, y en Harvard eran los nº1 de su promoción tanto en notas como en popularidad.

Fue allí en Harvard donde lanzaron una red social exclusiva para universitarios. Sin embargo, el desarrollador de software que habían reclutado les dejó la plataforma a medias porque fichó por Google. Decididos a encontrar otro le propusieron el proyecto a un desaliñado chaval del campus de nombre Mark, y apellido Zuckerberg que, sin reparo, les robó la idea que hoy vale en bolsa más de 500.000 millones de dólares: Facebook.

Los gemelos Winklevoss vía Getty Images

Tyler y Cameron no podían dejarlo pasar, contrataron a los mejores abogados y entraron en pleitos con Mark por 100 millones de dólares. Parecía que no iba a haber acuerdo, pero en el último momento los hermanos cedieron a 65 millones siempre que 45 fuesen en acciones.

Fue un súper acierto, ya que al salir a bolsa esas acciones se revalorizaron hasta los 500 millones.

Con este dinero lanzaron su propio fondo de capital riesgo para invertir en startups, buscando el siguiente Facebook. Pero ningún emprendedor se atrevía a tener por socios a los enemigos nº 1 de Zukerberg. Además ese mismo año Aaron Sorkin estrenó la película de la red social donde los gemelos quedaban retratados como auténticos capullos soberbios.

Deprimidos y desesperado se fueron de EEUU al único lugar donde puedes ser feliz pase lo que pase, España, más concretamente Ibiza. Allí, en un club, conocieron a un chico que les habló de un nuevo concepto de dinero digital llamado Bitcoin.

Los gemelos con camisetas corporativos de su fondo: Gemini. Foto de Steven Ferdman/Getty Images

En menos de una semana decidieron entrar a tope. Invirtieron 11 millones de dólares para comprar 90.000 bitcoins a unos 120 dólares por unidad. (Quién lo pillara) quedándose con el 1% del mercado de entonces. Con la subida del precio del Bitcoin se han convertido en los primeros mil millonarios de la historia de las crypto.

¿Qué podemos aprender de todo esto? Incluso cuando pensamos como emprendedores o como inversores que la oportunidad de nuestras vidas acaba de escapársenos siempre hay una segunda oportunidad para todo el mundo.

Incluso para estos gemelos espejo, que han pasado de ser los repudiados niños bien de Harvard a los que les robaron la más valiosa idea de nuestro siglo a ser unas de las caras más visibles del rebelde y antisistema mundo del bitcoin.

By Jorge Fields

¿Te ha gustado esta historia?

Recibe en tu email todas las "Money Stories"

Diseño sin título (4).png